Crisis de las isapres: 76% de sus afiliados no quieren que estas instituciones desaparezcan

Ante la crisis que atraviesa hoy el sistema privado de salud y las Isapre respecto a los fallos de la Corte Suprema, el Instituto de Salud Pública de la U. Andrés Bello junto a la empresa de investigación IPSOS, han publicado un nuevo capítulo de la Encuesta Nacional de Salud 2023.

El sondeo se centró en abordar la opinión y conocimiento de la población con respecto a las propuestas emanadas desde el Ejecutivo en torno a la crisis del sistema privado de salud y la Ley Corta de Isapres.

En palabras del director del ISP UNAB, Héctor Sánchez, la encuesta “se convierte en una herramienta esencial para entender la magnitud de los desafíos actuales del sistema de salud y brinda un fundamento sólido para la toma de decisiones informadas, sobre todo a casi 45 días para que se cumpla el plazo para cumplir los dictámenes de la Corte Suprema y así evitar una crisis sistémica que ya se está empezando a manifestar”.

Aún más, un 76% de los afiliados a las Isapres señala no estar de acuerdo con que estas desaparezcan del mapa, a pesar de la insatisfacción producida por los altos costos. Incluso, un 80% expresa no estar de acuerdo con que Fonasa las reemplace como único ente asegurador.

En términos generales, el estudio evidenció que está internalizado en las personas que una posible desaparición de las Isapres traería graves consecuencias en el servicio de salud, siendo el aumento de las listas de espera y el empeoramiento de la calidad del servicio los efectos inmediatos.

Sobre este punto, un 62% reconoce y sabe de sus consecuencias negativas, aunque un 53% considera poco probable que se produzcan, pues aumentaría la espera, bajaría la calidad de la atención y porque consideran que Fonasa no es capaz de recibir a toda la población.

Al pronunciarse por posibles soluciones a la crisis que atraviesan las aseguradoras privadas, un 64% de sus afiliados se declaran de acuerdo con aquellas que implican no devolver la totalidad de los recursos y en plazos que lo hagan viable, mientras que solo un 34% está por alternativas que involucran devolver todo aun a riesgo de desaparecer.

“Es contra intuitivo respecto de lo que piensa la gente y señala en esta encuesta que hasta este momento el gobierno pretenda como solución a la crisis ofrecer Fonasa con complementos cuando lo que quiere la gente es seguir con su sistema y no confía en el Estado como prestador” expresó Sánchez.

Para el académico del mismo instituto, Manuel Inostroza, lo anterior se explica “porque un 22% de los afiliados a Isapres declara tener algún miembro de su grupo familiar enfermo y cubierto por su plan de salud, es decir, alrededor de 630.000 personas enfermas que podrían quedar sin cobertura en caso de que caigan las Isapres”.

Por otra parte, en comparación con sondeos anteriores, aquí se radicaliza la postura de la población por preferir un sistema de salud con libre elección, tanto en el financiamiento o seguro con un 83%, así como en la elección de prestadores públicos o privados con un 94%.

Migración de afiliados

Durante este 2023, se han registrado las migraciones más altas desde Isapre a Fonasa. En julio de este año, el número de beneficiarios en el sistema asegurador privado descendió un 12%, llegando hasta las 2.818.105 personas, su nivel más bajo desde marzo de 2012.

Sin embargo, según las cifras entregadas por el sondeo UNAB-IPSOS, las razones detrás de estos cambios se deberían fundamentalmente por motivos económicos y de empleo, así lo señala un 67% de los encuestados. Resultados que contrastan con tan solo el 6% de quienes señalan haberse cambiado de sistema de salud para sumar un seguro complementario a la cobertura FONASA.

“Con estos datos, podemos decir que no es correcto que la gente se cambie porque FONASA haya mejorado. Las personas volverán a las Isapres apenas cambien las condiciones económicas y laborales, así ha sido el comportamiento histórico de los afiliados al sistema” enfatizó el director del ISP UNAB.

Modalidad de Cobertura Complementaria

En el marco de la Ley Corta de Isapres, el director del Fondo Nacional de Salud, Camilo Cid, propuso la creación de un seguro complementario para la Modalidad de Libre Eleccción (MLE) de FONASA, denominado Modalidad de Cobertura Complementaria (MCC).

Ante una eventual quiebra del sistema de seguros privados de salud, esta propuesta tiene por propósito principal el ofrecer a los cotizantes y sus cargas que emigren desde las Isapres un seguro que complemente las bajas coberturas que tiene la MLE de FONASA, contra el pago de una prima adicional.

En la medición realizada por IPSOS Y UNAB, solo un 25% de los encuestados cree que esta modalidad es una propuesta conveniente. Un 58% de los asegurados de Isapres cree que la propuesta del Gobierno no es conveniente para ellos, cifras que tampoco varían significativamente en el caso de los beneficiarios FONASA (52%). Sumado a esto, un 63% de los beneficiarios de Isapres no se cambiaría aun con esta nueva modalidad de cobertura.

Fuente: El Mostrador0
LINK

Sitio Web por Marx Comunicaciones