Federación Médica de Chile manifiesta preocupación frente a incremento de fallecidos por listas de espera

Alarma ha generado en la Federación de Asociaciones Médicas de Salud Privada (Federación Médica de Chile) y en toda la opinión pública, la cifra de  44 mil personas fallecidas en 2022 mientras aguardaban atención  en una lista de espera de salud. 

De acuerdo con un informe entregado el 28 de diciembre pasado por la Subsecretaría de Redes Asistenciales, las defunciones se incrementaron en un 10% respecto del año 2021. Del total de pacientes muertos, 38.564 esperaban una atención de especialidad o una cirugía no incluida en el plan AUGE, mientras que 5.437 fallecieron esperando un tratamiento GES (Garantía Explícita de Salud) que, según la ley, garantiza plazos máximos de atención.

Entre las causas de defunción de quienes murieron estando en una lista de espera, las tres principales corresponden a tumores (cáncer), enfermedades del sistema circulatorio y enfermedades del aparato respiratorio.

Desde 2016 –cuando partió la medición de estos indicadores– las muertes han aumentado en un 165%. En la actualidad, totalizan 331.840 las cirugías en espera y 2.399.974 las consultas de especialidad pendientes.

El presidente de la Federación Médica de Chile, Dr. Rodrigo Julio, en entrevista con Radio ADN, fue enfático al afirmar que, ante esta situación, es fundamental resolver la crisis de las Isapre, ya que el potencial colapso de las instituciones de salud previsional agravará aún más esta problemática, considerando que se producirá una migración de pacientes al sistema público.

Foto banco de imágenes“Al aumentar el volumen de pacientes, se puede ver afectado tanto el sistema público como el privado”, indicó. “Si se gestiona mal, se hace una mala política pública y se permite la caída brusca de una o varias Isapre, puede producirse ese fenómeno, considerando que cada Isapre tiene entre 30 mil y 60 mil pacientes que van a engrosar estas listas de espera”, recalcó.

 

 

Sitio Web por Marx Comunicaciones